Serluna

Switch to desktop Register Login

Musicoterapia: Una terapia llena de amor

Por Aduai

 

Musicoterapia holística:
un camino de liberación interior

Ante la creciente necesidad del hombre contemporáneo de encontrar respuestas que trasciendan el ficticio marco de valores de nuestra civilización decadente, surgen incontables esfuerzos por reencontrarnos con el verdadero sentido de la existencia.

Voces del pasado remoto, del pasado próximo y hasta de los "hayes" que carecen de tiempo confluyen en nuestro rescate respondiendo a la incesante petición sincera de luz duradera.

Artes, psicologías, nuevas ciencias, filosofías espiritualistas ancestrales, y técnicas de muy diversas latitudes se encuentran en esta época para reintegrarse al fin en una unidad paradigmática para dar a luz un hombre nuevo: el hombre reconciliado con su divinidad.

¿Qué distingue al sincero esfuerzo de constituir un camino de sanación honesto de las ofertas del comercialismo desmedido, heredado de la agonizante edad de las economías de mercado? ¿Cómo saber qué propuesta es leal en el aparador de la "Nueva Era", cuando éste aveces recuerda a los comerciantes del Templo de Jerusalén?

A mi juicio, la pureza de intención, acompañada de una propuesta profesional y legítima, no elaborada en un curso de fin de semana, sino fundamentada en un auténtico trabajo personal de confrontación continua.

Dentro del universo de las cada vez más numerosas "terapias alternativas", existen algunas que solo se basan en la reestructuración de campos energéticos a través de medios más o menos sofisticados. Pocas se encargan verdaderamente de extirpar de raíz la causa de la enfermedad, que radica en el fondo más profundo del corazón humano, justo ahí donde se separó del Amor de Dios por el pecado.

Pecado, entendido como toda aquella acción que deslinda al ser libre de su verdadera vocación amorosa. Pecado, entendido como enfermedad del alma que se manifiesta en el cuerpo, en la sociedad y en el ecosistema planetario que padece injustamente los estragos de la humana ignorancia.

La enfermedad es tan sólo el desequilibrio interno que se manifiesta cuando manejamos nuestra energía personal de acuerdo con falsos conceptos de nosotros mismos. Salud es, entonces, el arte de preservar nuestra armonía natural, a través del diálogo fecundo y profundo con nuestro Ser Real.

Diálogo que nos conduce necesariamente a la reconciliación con el divino Amor. Diálogo que nos recuerda que somos en nuestra más íntima esencia, imagen de ese Amor. Diálogo que nos recuerda que somos verdaderamente Hijos de Dios.

Sobre la base de estos principios, ante estas necesidades y desde mi propio proceso de autotransformación he desarrollado una forma de arte-terapia holístico que promueve el reencuentro de la persona con su verdadera naturaleza divina a través de mi música y las técnicas de sanación psicoenergética que he desarrollado. La he llamado "músicoterapia holística".

Aclaremos algunos términos para clarificar el sentido de estas palabras. En un marco estrictamente terapéutico, "terapia" es todo aquello que el terapeuta hace para restaurar la homeostasis o salud de un organismo. En un entorno psicoterapéutico, la acción terapéutica promueve la restitución de las funciones mentales de una persona, de acuerdo con un criterio de normalidad.

Un "arte-terapia" es, en términos estrictos, la aplicación de cualquier forma de arte para fines terapéuticos, tanto a nivel fisiológico (como la músicoterapia aplicada en terapia intensiva en un hospital) como a nivel psicológico (como la danzaterapia aplicada en talleres de expresión emocional). Toda forma de arte-terapia necesariamente vincula un auténtico arte con fines terapéuticos definidos. Entendamos por arte toda aquella manifestación humana que en su honestidad y espontaneidad expresa bellamente su objeto creado; y por "fines terapéuticos" metas definidas ante problemas humanos bien identificados.

Sin embargo, en el contexto del nuevo paradigma holístico, el sentido de la palabra "terapia" no se restringe al ámbito de lo meramente fisiológico, psiológico o psico-social, sino que se extiende a los ámbitos de la homeostasis energética, que evoca el correcto flujo de energías sutiles que conformas nuestros cuerpos invisibles. Y a pesar de esta importante ampliación, en el contexto holístico, el sentido de la palabra "terapia" no se restringe a este horizonte, sino que culmina en el ámbito de la "sanación espiritual", que no es otra cosa que la acción renovadora del Espíritu en nosotros a través de la fe, la devoción y la determinación que pone en movimiento nuestro poder auto-transformador.

En la visión holística, cuerpo, mente y espíritu son una unidad inseparable, en la que el espíritu es causa, y el cuerpo efecto. En tal virtud, la verdadera "terapia" exige integrar estos tres aspectos del ser a fin de alcanzar una homeostasis total, privilegiando el aspecto causal o espiritual de la enfermedad.

Así pues, la musicoterapia holística es una disciplina emergente, que emplea principalmente el arte de la música para conseguir fines terapéuticos, en el marco de la visión holística. La música de que se vale es música que por su naturaleza promueve estados de armonización integral que favorecen los estados de consciencia unificada o transpersonal. A esta música la llamo "música de las esferas" en honor a Pitágoras, quien aseguraba escuchar en sus raptos místicos, la música de los astros en su incesante devenir armónico.

La musicoterapia holística, pues, no se reduce al simple hecho de promover una relajación escuchando música más o menos diseñada para este fin. Tampoco es una sonoterapia en la que se pretenden alimentar con la energía del sonido los cuerpos sutiles para efectos curativos.

La musicoterapia holística, integra diversos modelos musicoterapéuticos con los principios de la filosofía holística y sus técnicas de sanación psicoenergética. Es decir, emerge del estudio, reflexión y práctica de distintas formas de musicoterapia existentes, elevándolas a una nueva síntesis que se centra en el desarrollo espiritual, trascendiendo la esfera del mero desarrollo humano.

Integra, además, técnicas de sanación holística, como la sonoterapia, la cromoterapia, la cristaloterapia, la mandalaterapia y la transmisión de energía universal en una sola visión espiritual del hombre. Visión que se centra en la restauración de la comunicación entre la mente inconsciente, la mente consciente y la superconsciente, para que por la acción del Espíritu sea posible la salud integral en una renovación total.

Como tal, la musicoterapia holística es una terapia enfocada en el Ser de la persona, es decir, en su dimensión divina en unidad con la personalidad, y emplea música de las esferas celestes como principal medio de transmisión de la Luz del Espíritu.

La musicoterapia holística es un camino de liberación interior porque no se reduce al ámbito de la curación, ni se restringe a la dimensión de la armonización energética, sino que alcanza los límites de la sanación espiritual por ser una terapia totalmente dirigida por el aspecto divino de la persona que la recibe.

El objetivo terapéutico primoridial de la musicoterapia holística es la renovación integral a través del incesante recorrido por nuestras áreas oscuras, alumbradas por el Espíritu, navegando los ecenarios internos creados por la imaginación, vivificada por la escucha consciente de música transpersonal o música de las esferas.

Entre las formas que existen para alcanzar este objetivo, desde nuestra disciplina, tenemos: conciertos masivos de sanación, talleres semanales para el trabajo interno, talleres intensivos profundos, grupos de crecimiento, cursos de autoaplicación, sanaciones personales breves, trabajo terapéutico individual profundo y materiales como discos, videos, y textos.

Si te interesa tu desarrollo y superación no solo a nivel humano, sino a nivel espiritual consciente; si estás comprometido con tu proceso y no crees que el holismo es solo una moda pasajera; si te gusta navegar en tu interior disfrutando del poder de la música y confías en el Espíritu y en tu capacidad de entablar un diálogo con él, entonces este espacio es para ti.

Te invito a que descubras, a que vivas, y experimentes plenamente la musicoterapia holística en cualquiera de las ofertas de trabajo interno que el modelo ofrece. Te invito a recorrer este camino de honestidad y de expansión de consciencia espiritual en un marco donde la belleza del arte está de nuestro lado: Un marco en el que existe un verdadero trabajo terapéutico en todos los niveles del ser.

Finalmente, no importa el camino que sigas hacia tu luz interior siempre que seas honesto contigo mismo. Todos los caminos conducen al Amor. La musicoterapia holística te ofrece un camino seguro a la altura de las necesidades del hombre de hoy.

Por Aduai


 

Aduai es Licenciado en filosofía (Universidad Iberoamericana), facilitador humanista y músicoterapeuta
(Instituto Mexicano de Músicoterapia
Humanista). Es sanador holístico (cristaloterapia, reiki, mandalaterapia, cromoterapia, sonoterapia, clarividencia), músico y compositor para el desarrollo de la consciencia desde hace 10 años. Ha presentado su obra musical, dado conferencias, talleres, cursos y entrevistas en diferentes foros de la Ciudad de México y el Interior de la República Mexicana, incluyendo programas de radio y televisión. Actualmente cuenta con tres producciones discográficas (Aldebaran Records) que han vendido alrededor de 2000 copias: 7 esferas : música y mandalas para armonizar los biogeneradores Antología Regina y los 4 guardianes de la Tradición Aduai es el creador del modelo de la musicoterapia holística y pone sus servicios a tu disposición en:

Desarrollo Integral de la Conciencia Espiritual