Serluna

Switch to desktop Register Login

SIDA: Una Oportunidad

Por Psic. Víctor Velasco

Aunque 51,196 personas en nuestro país han sido diagnosticadas con SIDA desde 1983, y de ellas han muerto 31,308 hasta Noviembre de 2001; es importante decir que esta epidemia es una gran oportunidad para la humanidad, y que podemos salir de ella más fuertes o más débiles. En nosotros está decidir cuál será el resultado, tanto a nivel personal como social.

El SIDA es una gran oportunidad; primero, porque nos obliga a mirar la muerte de frente y eso, siempre es un gran regalo, porque sin la muerte, ¿Qué sentido tendría la vida?. Recuerdo siempre al compañero que, viviendo con el Virus de Inmunodeficiencia Humana y habiendo enfrentando las fases iniciales del SIDA, decía en un taller:

"Si yo no tuviera este bicho, me hubiera muerto y sin saber para que había vivido. Antes, tenía relaciones sin fijarme con quién, descuidaba mi alimentación, me desentendía del prójimo. Ahora, la cercanía de la muerte me ha hecho disfrutar más de cada puesta de sol, de cada abrazo de mis amigos y me ha hecho más solidario. Ojalá no hubiera sido necesario infectarme, pero para mí lo fue y ahora lo agradezco y cuando muera, lo haré satisfecho"

En segundo lugar, no menos importante, el SIDA es una oportunidad porque nos ha obligado a reconocer que la medicina occidental y sus paradigmas científicos, son útiles, pero deben complementarse con visiones más integradoras del ser humano. Hemos visto su capacidad para descubrir, en sólo 15 años, medicamentos contra la enfermedad que la han convertido de mortal en crónica. Pero también hemos visto que las personas pueden dejar de tomar sus medicamentos, no usar el condón para protegerse y ponerse de otras formas en riesgo de infectarse o re-infectarse, porque los avances médicos se quedan cortos ante el peso de los factores emocionales.

Como sociedad, tuvimos que reconocer el peso de las emociones y surgió la Psico-Neuro-Inmunología, para tratar de explicar porqué una persona que está en perfecto estado de salud y recibe un diagnóstico equivocado de seropositividad puede caer en depresión y morir en una semana, mientras que otra ha podido sobrevivir 20 años con el virus del SIDA, gracias a que tiene proyectos para el día siguiente, se compromete con su tratamiento y presta servicio a su comunidad. Hemos tenido que abrir los ojos a otros paradigmas más holísticos, capaces de ver al hombre como una integración organísmica de aquello que llamamos alma, cuerpo y sociedad; y reconocer el papel del masaje, la fitoterapia y otras alternativas.

En tercer lugar, el SIDA nos ha demostrado que si no abrimos nuestras almas al respeto y la solidaridad, nuestra vida como especie está en peligro. Cuando el SIDA era considerado "la inmunodeficiencia gay" los grupos conservadores y moralistas, que veían a la enfermedad como "castigo divino" para aquellas conductas que ellos consideraban desviadas, se desentendieron del problema. El resultado es que la epidemia creció y hoy es una amenaza mundial; y en México, el SIDA es la cuarta causa de muerte en hombres y la séptima en mujeres de entre 24 y 36 años de edad. Estos datos son el resultado de que los gobiernos y las comunidades pensaron "ese no es mi problema, es de los o las desviadas que se lo merecen" y dejaron de lado el informarse e informar a sus seres queridos. En cambio ahora sabemos que; en aquellos lugares donde se estigmatiza menos las conductas de riesgo, se les asume como parte de la naturaleza humana y se informa a la población, el SIDA se detiene.

Es partiendo de estas y otras consideraciones que no podemos dejar de reconocer al SIDA como un elemento presente, hoy por hoy y por muchos años, en nuestras vidas. No podemos olvidarnos que 3 de cada 1000 mexicanos o mexicanas vive con SIDA en este momento y que requiere apoyo médico, emocional, y en algunos casos económico, porque ha perdido su trabajo. Por eso, muchos grupos y personas trabajamos en México contra esta enfermedad, algunos informando, otros atendiendo pacientes, otros luchando por los derechos humanos de las personas afectadas y otros, siendo parte de la solución, simplemente negándose a ser un número más en la estadística y aprendiendo acerca del sexo seguro y enseñándoselo a sus parejas, hijos y amistades. Nosotros, a través de serluna te platicaremos más acerca de cómo cuidarte.

Dentro de estas actividades está también el no dejar que se pierda la información y es por eso que el próximo sábado 25 de mayo a las 12:00 horas se realizará un evento conmemorativo de las personas afectadas por el VIH/SIDA y a las 7 de la noche se efectuará una marcha silenciosa en su honor. El evento será en la Alameda central de la Ciudad de México.

 

Psic. Víctor Velasco
Director de CECASH