Serluna

Switch to desktop Register Login

El Amor es tu razón de Ser

Por José Luis Villanueva

'El Amor es tu Razón de Ser. Por el amor fuiste creado, por el amor fuiste hecho... Para expresar y recibir amor. Que en todas tus actividades, que en
todos tus momentos y que en todas las formas de expresión vivas el amor. 

'He de decirte que el amor es tu razón de ser. Por el amor fuiste creado, por el amor fuiste hecho... Para expresar y recibir amor. Que en todas tus actividades, que en todos tus momentos y que en todas las formas de expresión vivas el amor.

'Deja pues de cuestionarte qué es bien y qué es mal, y pregúntate a través del sentimiento qué es lo que te está dejando cada expresión de vida, cada razón que tienes, pues entonces entenderás que no más habrás de llegar, que no más habrás de buscar, que no más habrás de luchar, porque todo has tenido ya, desde siempre y por siempre.

'Te has quedado en actitudes, has atendido a las formas, te sigues moviendo a través de creencias y por ello sufres, por ello te agobias, cuando simplemente, a través de tu Ser, debes seguir fluyendo el amor que está presente... y para amar simplemente hay que amar.

'Problemas... no existen, tú los creas. Ignorancia... no existe, tú la creas. Enfermedad... no existe, tú la creas. Desatiende pues, a todo ello y atiende a lo perfecto, así, poco a poco y día a día, te irás dando cuenta que eras tú quien en desamor y a través de tu poder creó delante de sí la desarmonía que te había confundido. Entiende y acepta que todo cuanto vives en dolor y sufrimiento, en la inconsciencia lo creaste, en la falta de amor y confianza. Acepta ya tu verdad, pues si vas a comprobar, explicaciones habrá; mas no es tiempo de volver atrás. Es tiempo de empezar de nuevo.

'No debes temer, pues desde el momento en que tu intención está basada en el amor, reconociendo y respetando a tu hermano, todo se simplifica, tu conciencia te guía y te notifica.

'No digas que amas hasta no haberte amado a ti mismo, porque entonces mientes ya que no conoces el significado. No digas que entiendes a tu hermano si no te entiendes. No digas que le respetas si no te respetas. No digas que le ayudas si no te ayudas, pues estarás mintiendo. Y no tengas miedo a ser egoísta, pues egoísta es aquél que no tiene y que nada puede dar. Y si tú te llenas, tu hermano estará disfrutando del amor que hoy le tienes. Y tú que no amas, ¿qué esperas? Sé eterno a través del amor, no sea que tus momentos de felicidad se trunquen adelante y entonces pidas clemencia y pidas amor. Hoy se te da, hoy lo tienes... no te lo niegues.

'¿Por qué hablamos de amor? Porque a través de éste el Ser encuentra su razón. ¿Quieres más explicación y quieres más justificación? Si la vida, día a día te la ofrece. Mas si lo que encuentras en confusión, es porque tu mente no entiende lo que el hombre para vivir justifica. Mas ahora no es tiempo de entender, es tiempo de expresar, es tiempo de atreverse y es tiempo de conocer cuánta capacidad ha existido siempre en ti. No te justifiques pues para amar, ni siquiera te preguntes, simplemente hazlo porque en ti ha estado siempre el poder de hacerlo. No dependas ya de respuesta alguna, no habría motivos para amar... y si no amas, no has entendido. Aquí y ahora, en este momento, sin más justificación, ama por amar y conoce al Divino Ser que llevas dentro.

'¿Y qué es amar? De gozo te llenarías si en tu Ser conocieras lo que significa amar. Pregúntate si has amado y cuánto has amado. Pregúntate si has dado sin esperar respuesta. Pregúntate si has servido sin recibir aplauso. Pregúntate si has estado en paz aunque no hubieses entendido. Entonces sí has amado, y si no, en el intento te has quedado y aún no puedes comprenderlo, siguen siendo palabras y aún sigue siendo incierto. Mas todo es perfecto, aún tu intento, es tu momento. Mas no digas que ya has amado lo que pretendiendo estás, pues quien ama, da. Una mirada, una palabra, una caricia, una sonrisa es suficiente cuando en amor se ha dado.

'Es tiempo de dar, dar lo que tú eres. Es tiempo de eternidad, de fluir para que aquél que tenga sed de ti, beba. Es tiempo de abrir conciencia y en él confiar. Es tiempo de volver a empezar. Remonta pues tu espíritu a la Fuente, unifícate en él y en él conviértete. Satúrate de la LUZ y atrévete a ser feliz, atrévete a amar sin condicionar y comienza así a saber cuánto eres amado por el Creador, ya que jamás ha dejado de amarte, no importándole tu acción.

'Ama así para que te aproximes más al verdadero conocimiento de quién eres, hasta que tu espíritu crezca tanto que estalle en millones de partículas y se adhiera, como un día el corazón de Cristo a tu corazón fue adherido, y puedas amar como él te amó... y puedas renunciar a ti para convertirte en la totalidad, pues no podrás caber más en tu cuerpo, ya que cada cuerpo será el tuyo y no habrá más diferencia entre uno y otro. Así, todos caminarán el mismo camino, al mismo paso y la armonía en la creación se hará...

'Son tan múltiples las formas en que él te ama, y siempre te ha amado y te amará, pues él es el Amor y tú en él te mueves.

José Luis