Serluna

Switch to desktop Register Login

Ámate a ti mismo: clase 12

Hablaremos más del Amor...

Ahora es dado el momento de enfrentarnos con el sentimiento AMOR. Espero que después de estas semanas de común unión de ustedes conmigo hayan atraído más Amor a su vida, a su cuerpo, su persona, a su mente, hacia su mundo y hacia su creador.

Hablemos primero del Amor Físico, el cual se nos dio para vencer el miedo a Ser, pues cuando tu cuerpo ama, cree; cuando tu cuerpo siente, lucha, vence, triunfa.
Parecería increíble esto, pero el Amor, es cuando verdaderamente te das a otro ser humano y a cualquier otro tipo de ser. Este es el verdadero Amor Terrenal, pues el que usa la intuición, el que sabe elegir, el que realmente manifiesta, es cuando realmente permites a tu cuerpo manifestarse en Amor y se abre la comunicación con tu Ser. Esto es el Amor Físico, no se entienda por eso lo que ahora se maneja como el Amor sexual exclusivamente pues el Amor Físico es la manifestación con tu cuerpo del Real Amor. Algunos de ustedes ya lo han experimentado, pero ¿cuántas veces se lo han permitido?


Contéstense ya.

Pasaremos al Amor Mental, el menos auténtico, el menos real, pues cuando permites que la mente analice cada una de tus acciones, sentimientos o creencias, te pierdes en la obscuridad de la incoherencia.

Se les ha dicho tantas veces por diversos medios que se amen a ustedes mismos, y cuando tu mente lo analiza, encuentra que quizá no tienes tantas cualidades para amarte puesto que te encuentras multitud de fallas que has ido gravando durante toda tu vida y entonces el objeto de tu amor (tú mismo/misma), no es digno de amarse y de ese mismo modo juzgas a los que crees amar encarcelándolos, disminuyéndolos, levantándolos a alturas tales que si llegan a fallar, tu mente los destroza despiadadamente, pues tu mente quiere amar a lo perfecto, a la perfección, cuando la perfección no la has tratado de manifestar en ti mismo/misma.

Para amar no hay que razonar hay que sentir hay que dejarse ser, pues tú mismo eres el Amor en acción, el Amor de Dios manifestado en acción, libérate de tu cárcel, entrena tu mente en pensamientos de Amor. Esto se logra de una manera ardua, pero a la vez sencilla; es paulatina pues debes primero amar cada día que se te da, cada ser que te rodea, cada objeto, cada planta, la luz del sol, en suma toda manifestación de vida que te rodea.

Durante siete días hazlo con la limpieza de la clase anterior.
Este es el secreto del Amor en Vida y de la vida en Amor.

 

La 13a. clase consiste en vivir consciente de que estás VIV@ y se trata de CREAR lo que quieras vivir, cada día... cada instante... Toma una respiración profunda y siente la vida en ti...
¡CREA!

TODOS SOMOS LUNA =)