Serluna

Switch to desktop Register Login

Aceptación

Por José Lopez Guido

Tiempo atrás venía luchando conmigo mismo y por consiguiente contra todo, afectándome por todo aquello que no era como yo deseaba que fuera; el desgaste tan grande que he sufrido me ha dejado exhausto, al grado de que me doy cuenta de que la vida no puede ser como yo quiero que sea; todo tiene su forma de ser. No puedo modificar el universo a mi forma de ser, mas sí puedo modificarme a la forma de ser del universo.



Acepto lo que no puedo cambiar, porque acepto que hay miles de grados de progreso y cada circunstancia es uno de ellos, lo mismo cada persona; cada quien tiene su diferente manera de ser, producto de sus propias experiencias; cuando acepto lo que sucede, lo que me molesta cambia, porque lo transmuto de forma que no me afecte.

 

La aceptación es la transmutación; la no aceptación es la continuación. El destino nos lleva en la dirección de amar lo que se odia. El destino se modifica en la medida en que se es capaz de dar amor a lo que se odia. Aligerar la existencia es iluminar con nuestro amor la oscuridad producida por los recuerdos dolorosos.

 

La conciencia es el amor; donde se coloca el amor se transmuta la oscuridad en luz. Los polos opuestos se unen para producir la luz.

 

Lo que estoy viviendo es exactamente lo que debo vivir, debido a que en otro tiempo no aprendí a amarlo. Las situaciones que estoy viviendo son para aprender a amarlas; en el momento en que lo logre ya no será necesario que las tenga que enfrentar. Incluso la pareja que tengo es exactamente la que posee las cualidades que no he aprendido a amar... El destino es el viento que me empuja a tener que vivir las situaciones aparentemente adversas, hasta que sea capaz de dar el amor necesario a cada uno de los átomos que conforman lo que no me gusta. El dolor, la enfermedad, la falta de resultados. Lo son debido a mi falta de aceptación, que es mi falta de amor. La aceptación es permitir que el programa perfecto que Dios tiene preparado para mí se manifieste en mi vida. Si hay aceptación, hay amor; y el amor es la fuerza omnipotente que todo lo abarca, todo lo comprende, todo lo transforma.

 

Me permito aceptar lo que no puedo cambiar, porque cada quién tiene su grado de progreso y cada cual tiene que vivir lo que le corresponde vivir; yo no tengo autoridad para decidir sobre la vida de otros. Oponerme a que otros vivan lo que tienen que vivir es oponerme a la marcha de la evolución, es la no aceptación; no aceptar es no permitir; no permitir es una resistencia, y lo que se resiste persiste. Cuando un hecho en la vida se repite, es debido a que la prueba no ha sido superada, así se manifiesta la falta de amor.

 

Quien se opone a la marcha de los acontecimientos está intentando detener los inmensos engranajes cósmicos y quien intenta detenerlos pretende parar el proceso evolutivo; quien lo haga saldrá lastimado o perecerá. Las primeras veces que intentamos frenar la gran maquinaria del universo sufrimos las primeras llamadas de atención: afectaciones emocionales, salud deteriorada, falta de resultados en lo que uno emprende, rompimiento de relaciones y muchas otras situaciones adversas que funcionan de manera de avisos para indicarnos la desviación de nuestra ruta-destino. Luego, las llamadas de atención serán más severas; hasta puede llegar la muerte.

 

Permito que cada cual reciba la energía que requiere. Permito no estorbar los sutiles engranajes del universo, cuya maquinaria infinita es el amor. Lo único que pretende es que todos los seres del universo reciban la cantidad de amor que les corresponde. Me permito ser una ayuda a la buena marcha de los sutiles designios de esa inmensidad llamada Dios.

 

Por: José López Guido

Fragmento del libro "La Magia del Amor" de José López Guido.
El Manantial, Grupo Editorial. México D.F.

 
Investigador, discípulo de la Escuela Esénica, fundador del Centro de Estudios Científicos Metafísicos "Sir Arthur Conan Doyle", autor de El Séptimo Día y de La Magia del Amor de donde se extrajo el texto anterior.

Actualmente José López Guido imparte varios cursos de crecimiento personal estructurados por él mismo, como Liberación Interior, talleres de crecimiento, formación de terapeutas, formación de instructores en Relaciones Humanas y desarrollo transpersonal, y las sendas del Chamán.
Informes en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

serluna.com te invita a que leas los anteriores artículos de José López Guido, los encuentras a través del buscador.